Mi amigo en París me dijo que no fuera tímido y me uniera a ellos en la habitación, para ayudarlo dándole el culo a su chica (segunda parte